viernes, 24 de mayo de 2013

Las magistraturas

Organización del Estado romano
Son la dignidad, cargos y conjuntos de atribuciones con los cuales, en la antigua Roma, se confería a un ciudadano para que desempeñe  unas funciones correspondidas a la administración y dirección política de la ciudad.
Durante la República, el rey fue sustituido por dos magistrados a los cuales se llamó primero pretores y  después cónsules. Para evitar los abusos de poder se establecieron una medidas.  Cada uno tenía veto sobre las decisiones del otro (intercessio); gobernarían sólo por un año; que los castigos que impusieran pudieran ser apelados ante las asambleas del pueblo (provocatio ad populum) y, una vez terminado su mandato, fueran responsables por los actos contrarios a la ley que cometiesen en el cargo.
Las funciones de los cónsules se disgregaron en una serie de nuevas magistraturas, a saber: la cuestura (447 a. C); la censura (443 a. C); la pretura urbana (367 a. C); la edilidad (365 a. C) y la pretura peregrina (242 a. C). Todas compartían las características de ser colegiadas, temporales y responsables.
Las magistraturas ordinarias, las cuales regían en tiempos normales. A ellas se accedía mediante el cursus honorum, la cual quedó establecida en el año el año 180 a. C, por la ley Villia annalis. En orden jerárquico descendente, eran: 

·         La censura 
·         El consulado 
·         La pretura 
·         La edilidad 
·         La cuestura
Cursus honorum
Era el nombre que se le daba a la carrera política en Roma durante la República y el Imperio. Éste establecía el orden y la jerarquía por la que se tutelaban las magistraturas, y además como cumplirlas.
El cursus honorum senatorial estaba constituido de una fase preparatoria con varias especialidades (vigintiviratus),6 magistraturas ordinarias (cuestura, edilidad, tribunado, pretura, consulado y censura) y una extraordinaria (dictadura, que durante la República sólo se otorgaba por decisión del Senado en caso de peligro interior o exterior, y no superaba los 6 meses de duración ).
El cursus honorum se llevaba a cabo en fases:
  • Vigintivirado: 20 funciones de iniciación para jóvenes, colaboraban y se formaban en algunas funciones importantes: derechos civiles (diez: stlitibus iudicandis) y penales (tres: kapitales), emisión de moneda (tres: monetales) y obras públicas, sobre todo calzadas (cuatro: viarum curandarum).
  • Cuestura: Tesorero, encargado de las finanzas y de pagar a los ejércitos; en las provincias están subordinados al gobernador.
  • Tribunado: Estaba al mando de unidades del ejército o tribuno de la plebe.
  • Edilidad: Funciones urbanas, de orden público, distribución de alimentos, etc. Frente a la plebeya, la alcaldía la desempeñan los senadores de linaje patricio.
  • Pretura: Funciones relacionadas sobre todo con la administración de justicia. Los expretores podían gobernar provincias menores y obtener el mando de legiones.
  • Consulado: jefes del estado. Había dos cónsules anuales: ordinarii  y suffecti, presidían las sesiones del Senado, la política exterior y comandaban los ejércitos en batalla.
  • Censura:  dos magistrados elegidos cada cinco años de entre los senadores que desempeñaron el consulado, pero sólo ejercían los primeros 18 meses, también eran encardados de revisar la lista de ciudadanos y senadores y controlaban las cuentas del estado, originando nuevos proyectos de obras públicas. Cuando terminaban sus 18 meses efectivos de mando realizaban una ceremonia pública de purificación de la Urbs, llamada lustrum. Durante el Imperio la desempeñaban los emperadores, muchos de ellos con carácter perpetuo. 
Los tres escalones principales estaban separados por periodos de descanso, concedían un rango y podían ocupar destinos y cargos específicos.
En la época del imperio se añadió la obligación de pasar por un mando militar en una legión como tribuno laticlavio, de los que cada legión tenía uno.
 
  • La colegialidad: ejercidas por más de una persona. Cada una tenía la facultad de prohibir las decisiones de la otra; esto suponía detener la ocupación del colega, en ningún caso sustituir o cambiar sus decisiones.
  • La electividad: había una previa elección del magistrado por parte de los comicios centuriadosen el caso de los magistrados mayores (censores, cónsules y pretores), o de los comicios tribunados, tratándose de magistrados menores (ediles y cuestores).
  • La gradualidad: era un un sistema jerárquico fijado por el mayor o menor poder (potestas) que la constitución les otorgaba a cada una. El magistrado superior podía prohibir las decisiones del inferior. También, esa jerarquía, determinaba el curso que debía seguir la carrera del político romano.
  • La gratuidad: practicadas de manera gratuita por el honor que implicaba desempeñar el cargo (ad honorem).
  • La temporalidad: Su ejercicio estaba limitado en el tiempo. Duraban un año; en la censura, 18 meses. No se podía preseleccionar inmediatamente (iteratio), menos en el caso de la censura.
  • La responsabilidad: Su ejercicio implicaba, para su detentador, responder por las infracciones a las leyes que, eventualmente, cometiera en el cargo. Los magistrados mayores respondían al terminar su mandato; los menores, durante el ejercicio del mismo.
Todo aspirante a seguir una carrera política, debía entrenarse en alguno de los veintiséis cargos menores que comprendía el vigintisexvirato. Por otro lado, para integrar en el senado debías de haber desempañado alguna magistratura. Los ex magistrados con imperium (pretores y cónsules) quedaban habilitados para ser designados por el senado para el gobierno de una provincia, en calidad de procónsules o propretores

Magistraturas extraordinarias
Eran aquellas que se regían en períodos de anormalidad provocados por causas externas o internas. Eran, en orden de aparición histórica:
  • La dictadura, que involucraba el nombramiento de un dictador el cual, a su vez, designaba a un magister equitum
  • El decemvirato.  
  • El triunvirato. Si bien se discute su calidad de magistratura. 
La dictadura
El gobierno extraordinario confería a una persona una autoridad suprema especialmente en los casos de guerra; la dictadura nació a propuesta de Tito Larcio, quien fue el primero en ejercer el cargo. Éste era nombrado por uno de los cónsules en virtud de una orden del Senado que tenía la autonomía de determinar cúando era necesario el nombramiento y quién debía ocupar el cargo. Dicho cargo tenía una duración de 6 meses. Al principio, sólo los patricios podían ser nombrados dictadores, pero a partir del año 356 a. C se les reconoció ese mismo derecho a los plebeyos. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada